Los 4 pilares de un día exitoso

Con prestar atención a algunas necesidades básicas de nuestro organismo, podremos llegar a la noche con la misma energía que teníamos a la mañana.

Recomiéndanos

Publicidad

Comienzas un nuevo día, te despiertas y es el momento ideal para empezar con energía.  Si te levantas tarde, probablemente no tendrás tiempo para desayunar; sólo tomas una taza de café y te vas de prisa hacia el trabajo o a la escuela.  De pronto, te enfrentas con el primer reto: ¿tienes la energía suficiente para enfrentarlo y sobrepasarlo con éxito? 

MiDietaTM te trae 4 estrategias para que puedas enfrentar todos los retos del día con éxito:

1. Desayuna.  Es la primera comida del día, la que te hará una persona más saludable y con más energía. Además, tener el hábito de desayunar te ayudará a controlar tu peso. Cuando desayunas, le das a tu cerebro la energía necesaria para cumplir con tus metas del día.

Tu cerebro no tiene la capacidad de almacenar energía día tras día, por  lo que tendrás que recuperarla todos los días con el desayuno. Esto hará que desde las primeras horas tengas mejor capacidad para concentrarte en el trabajo y mejorará tu habilidad de resolver problemas sin sentirte agotado, irritado o cansado; situaciones que a menudo sienten aquellos que suelen saltarse el desayuno.

Para un perfecto desayuno, asegúrate de combinarlos nutrientes principales: proteínas, carbohidratos y grasas.

2. Descansa.  El sueño reparador es un ingrediente básico para obtener la energía necesaria para un día exitoso. Los adultos deben dormir sin interrupciones de 6 a 8 horas diarias. De esta manera, tu cuerpo se recupera de toda la energía que has perdido con tus actividades cotidianas. Además, el descansar bien por las noches disminuye el estrés, te permite controlar tu ansiedad e incluso puede ayudarte a tener un mejor control de tu peso.

3. Ejercítate.  El ejercicio es una excelente actividad para empezar tu día con energía. Varias investigaciones han demostrado que cuando realizas actividad física, tu cuerpo se relaja y te libreras del estrés y de la tensión emocional; además, despejas tu mente y si lo haces por las mañanas, tu mente se despeja y te permite organizar tu día.

Cuando realizas ejercicio, promueves la liberación de una hormona llamada endorfina. Esta hormona levanta el ánimo y te da una sensación de euforia.

En algunas personas, el hacer actividad física por las noches los activa demasiado y luego les es difícil dormir y descansar bien y en otras personas el hacer el ejercicio por las noches los ayuda a descansar bien.  Te recomendamos que conozcas bien cómo reacciona tu cuerpo al ejercicio y decidas si es mejor practicarlo por la mañana o por la noche.

4. Mantén una mente positiva.  El tener una actitud positiva al levantarte todas las mañanas, te ayuda a que tu día sea más liviano y menos estresante. La mente tiene una capacidad impresionante de controlar tu vida. Si mantienes una actitud negativa, todo te saldrá mal, provocándote mal humor y estrés. Pero, si desde que te despiertas te haces la idea de que vas a tener un excelente día: de buen humor, con ánimos para levantarte a hacer ejercicio y con energía, el día parecerá que camina sobre ruedas y nada podrá perturbarte.

La mente positiva es esencial para que tengas mucha energía, motivación y ánimos para lograr que el día sea perfecto.

Ahora, es momento de que empieces tu día con energía, poniendo en práctica las mejores estrategias para lograrlo.

Literatura citada:

Larson, R. (2006) American Dietetic Association Complete Food and Nutrition Guide. 3rd edition, revised & updated. pp 233 - 237

Comments widget here