Britney Spears: su plan para recuperar la figura

La cantante decidió estar a dieta para bajar de peso, pero no deja de consumir los frapuchinos

Toma nota

  • Nombre: Britney Jean Spears 
  • Fecha de nacimiento: 2/12/1981
  • Altura: 5' 35" pies - 1.63 metros
  • Peso: 125 libras - 57 kilos

En fotos

 
Fotoálbum

Pequeños trucos para seguir motivado y bajar de peso

Recomiéndanos

Publicidad


Britney saltó a la fama a los 18 años con su disco "Baby one more time". En ese momento presumía de una silueta de 48 kilos que había formado a base de ejercicio y coreografías, que le permitían eliminar varias calorías en cada show. 


En 2005 anunció que estaba esperando su primer hijo. Durante el embarazo, Spears subió 18 kilos, debido a que su alimentación sólo estaba basada en comida chatarra, que por cierto es su favorita.


Los embarazos de sus hijos Preston y James y sus varios cambios de talle - tanto para arriba como para abajo – demuestran que la "princesa del pop" baja y sube peso con una facilidad impresionante. Últimamente se decidió a ponerse en línea con una dieta de 1200 calorías al día, que ingiere repartidas en 3 comidas y 2 colaciones.

Pechuga o hamburguesa de pollo, arroz, ensaladas, a veces pasta, sopa de verduras y claras de huevo, son el menú en su dieta. Entre cada comida puede comer algunas nueces y pequeñas porciones de queso.


Además de la comida chatarra, el sobrepeso de Britney se debió a que es adicta a los frapuchinos: tomaba uno todos los días. Aunque hay diferentes variedades, un Frapuchino con caramelo tiene alrededor de 400 calorías. Pero también comía pizza, hamburguesas y papas fritas, razón por la que su cuerpo cambió por completo.


En la actualidad, la intérprete de “Criminal” está dedicada a ejercitarse y a recuperar la vida exitosa que llegó a tener. Para ello realiza 2 horas diarias de ejercicio cardiovascular y pesas, además de 600 abdominales. Hasta el momento ha logrado bajar los kilos que tenía de más. Pero los antojos no se le quitan, así que Spears se premia un día a la semana comiendo y bebiendo lo que más le gusta: frapuchinos, refrescos de cola y hamburguesas.


En “Femme Fatale”, su útlima gira por Latinoaméria a fines del 2011, se la pudo ver con su buena – y nueva – figura, y deleitó a los pasajeros de su hotel en Ipanema cuando apareció en la zona de la piscina con un bikini de un llamativo color verde. Pero no todo quedo ahí: en su primer concierto en el Apoteose Square de Río de Janeiro, uno de sus seguidors se emocionó tanto al verla que no se pudo resistir y le pegó un mordiscón.

Comments widget here