Para tener un corazón sano, hay que moverse más

Un paseo diario no es suficiente para evitar enfermedades como el síndrome metabólico. Lo mejor es caminar a paso vivo o trotar, ya que cuenta más la intensidad del ejercicio que la duración.

En fotos

 
Fotoálbum

Los nutricionistas recomiendan comer a menudo, y por eso estos snacks de menos de 200 calorías son los mejores para la dieta

Recomiéndanos

Publicidad

Caminar rápido y trotar todos los días puede reducir hasta en un 50 por ciento los riesgos de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular, pero una caminata diaria de una hora no conlleva una diferencia, según un nuevo estudio danés.

Los investigadores dijeron que según sus hallazgos, para protegerse del síndrome metabólico lo que importa es la intensidad del ejercicio y no la duración. Esta afección combina factores como hipertensión, niveles altos de glucemia, niveles anómalos de grasas en sangre y obesidad abdominal, que aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca, diabetes y accidente cerebrovascular.

El estudio apareció recientemente en la revista BMJ Open. Los investigadores Eva Prescott y colegas del Hospital Universitario de Bispebjerg en Copenhague observaron a más de 10,000 adultos daneses de 21 a 98 años de edad, que fueron evaluados por primera vez entre 1991 y 1994, y que luego recibieron un seguimiento de hasta diez años. En la evaluación inicial, alrededor del 20 por ciento de las mujeres y el 27 por ciento de los hombres tenían síndrome metabólico.

Al inicio del estudio, los menos activos eran más propensos a presentar el síndrome. Casi un tercio de las mujeres inactivas y alrededor del 37 por ciento de los hombres inactivos tenían síndrome metabólico, frente a 10 por ciento de las mujeres físicamente activas y alrededor de 14 por ciento de los hombres físicamente activos, según un comunicado de prensa de la revista.

Para finales del periodo del estudio, alrededor del 15 por ciento de las personas que no tenían síndrome metabólico al inicio del estudio lo habían desarrollado. El 19 por ciento de las personas inactivas y el 12 por ciento de las que tenían mucha actividad física desarrollaron el síndrome.

Una investigación posterior mostró que no solo la cantidad del ejercicio, sino también la intensidad, ayudaba a reducir el riesgo de síndrome metabólico. Caminar rápido reducía el riesgo en 50 por ciento, y trotar en 40 por ciento, mientras que salir a caminar una hora cada día no planteó ninguna diferencia.

Comments widget here

Publicidad

Publicidad

En Twitter

Mi Dieta

Sigue a

    Multimedia

    Foto ensayos

    12 súper ejercicios de CrossFit

    Mejora la resistencia y la capacidad aeróbica a la vez que aumenta la fuerza y la definición muscular.

     

    15 hábitos que te roban el sueño

    Comer antes de dormir, no es una idea muy brillante.

     

    10 consejos para que tu hijo haga ejercicio

    Trucos para hacer que tu hijo venza el sedentarismo