Un gimnasio en Dallas sólo deja entrar a los obesos

Su fundador, que luchó toda su vida contra el sobrepeso, está convencido de que de esta manera, los miembros del gimnasio se sentirán mucho más cómodos, sin sentirse presionados o criticados por su aspecto.

Toma nota

  • Para anotarse en el gimnasio hay que tener un sobrepeso de 50 libras (22,6 kilos)
  • El fundador, que bajó 60 libras, cree que así la gente podrá sentirse más cómoda

En fotos

 
Fotoálbum

Si eres de los que no duran más de tres meses en el gym, tu vida podría estar a punto de cambiar

Recomiéndanos

Publicidad

Bajar de peso es una de las principales resoluciones de Año Nuevo. Y para hacerlo posible, el gimnasio Downsize Fitness, que tiene sucursales en Dallas y otras ciudades en los EE.UU., decidió darles la bienvenida a los que tienen sobrepeso poniendo como condición para inscribirse “tener un sobrepeso de 50 libras o más” (equivalente a 22,6 kilos). 

“El programa es específico para aquellos que tienen un sobrepeso de 50 libras” explica Michael Stout, gerente general del gimnasio. 

Pero quizá sea su fundador, Francis Winewski, el más indicado para explicar el concepto de este lugar tan particular: “Yo he tenido sobrepeso toda mi vida”, explicó el hombre, que perdió ya 60 libras (27 kilos), aunque todavía se lo ve con peso extra. 

“En los gimnasios uno no se anima a terminar de hacer la rutina de ejercicios porque siente que los demás van a estar juzgándote”, confiesa. 

Eso lo llevó a crear esta cadena de gimnasios donde no existe la presión ni la crítica. 

Aunque en realidad, Downsize Fitness es mucho más que una cadena de gimnasios: son centros de adelgazamiento, con entrenadores personales que siguen paso a paso el entrenamiento de cada miembro cada vez que entran al gimnasio. 

Además, los entrenadores apoyan y alientan el seguimiento de una dieta saludable para bajar de peso. 

“Nuestro objetivo es ayudar a nuestros miembros a cambiar su estilo de vida”, explica Wisniewski, que está convencido de que al haber sólo gente “gordita” en el gimnasio se elimina la vergüenza y la sensación de “no pertenecer” que tienen las personas obesas cuando van a un gimnasio.

Las rutinas de ejercicios se basan en tres tipos objetivos: resistencia, ejercicio cardiorrespiratorio y balance y flexibilidad.

Hasta el momento, el gimnasio tiene tres sucursales: en Las Vegas, Chicago y Dallas. Si la gente con sobrepeso se siente más cómoda viendo a otros como ellos, seguramente habrá más sucursales a lo ancho y largo del país. 

Queda la incógnita de si, tal como ocurre con la publicidad, los miembros de este gimnasio no necesitarán ver a gente delgada y así sentirse estimulados a continuar con el plan para parecerse a ellos. Aunque para eso, claro, están los entrenadores personales. 

Comments widget here

Publicidad

Publicidad

En Twitter

Mi Dieta

Sigue a

    Multimedia

    Foto ensayos

    12 súper ejercicios de CrossFit

    Mejora la resistencia y la capacidad aeróbica a la vez que aumenta la fuerza y la definición muscular.

     

    15 hábitos que te roban el sueño

    Comer antes de dormir, no es una idea muy brillante.

     

    10 consejos para que tu hijo haga ejercicio

    Trucos para hacer que tu hijo venza el sedentarismo