Una niña de 9 años bajó 66 libras por sentirse acosada

Cansada de ser víctima del acoso de sus compañeros que la molestaban por ser "gordita", se puso a dieta. Con la ayuda de sus padres que idearon un plan con mucha actividad aeróbica y dieta sana.

En fotos

 
Fotoálbum

Una mujer de 350 libras (158 kilos) perdió la mitad de su peso luego de pasar un mal momento en un parque de diversiones. Como no se podía ajustar la barra de seguridad por encima de su abdomen, le pidieron que abandonara el juego.

Recomiéndanos

Publicidad

Breanna Bond, de 9 años, llegó a pesar 186 libras (84 kilos), que le dificultaban  respirar y moverse con soltura. 

Pero éste no era su mayor problema: además de sus complicaciones físicas, debía soportar el acoso de sus compañeros de quinto grado. “En el colegio todos me ponían apodos”, confesó Breanna, que reside en Clovis, California. “Me llamaban gordita y estúpida”, recuerda con amargura.

La niña comenzó a subir de peso cuando era bebé. Al momento de ingresar a preescolar ya había alcanzado las 100 libras (45 kilos), y no podía jugar con sus compañeros debido al exceso de peso.

Breanna apareció recientemente junto a sus padres en el programa televisivo “Good Morning America”. Heidi y Dan Bond explicaron que se le hizo todo tipo de estudios a su hija: se controló su sistema endócrino, su tiroides y  se verificó si era diabética o alérgica, pero todo resultó estar dentro de los parámetros normales.

Finalmente los padres de la niña decidieron encargarse ellos mismos del problema y buscaron un estilo de vida más saludable para ella. Heidi, la madre de la niña, ideó un plan de ejercicios que incluyó a toda la familia, con una caminata diaria de 4 millas (6,5 km) en un sendero cercano. “Nada nos detuvo”, recuerda la mujer. “Fuimos de noche, bajo la lluvia, el granizo, la niebla. Tuvimos una política de tolerancia cero y hacíamos la caminata, pasara lo que pasara”.

Breanna también comenzó a usar la cinta de caminar de su casa durante una hora y cuarto al día, jugó al básquet y se unió al equipo escolar de natación. También adoptó una dieta más saludable con no más de 20 gramos diarios de grasas, y casi nada de azúcar. Al tiempo, logró perder 37 libras (17 kilos), y en menos de un año, 66 libras (30 kilos).

“Ella es una inspiración para el mundo, y para todos los niños de América que tienen problemas de peso”, declaró Heidi con emoción. “Con un par de zapatillas y motivación, se puede lograr”, concluyó.

A su vez Dan Bond aconsejó frente a las cámaras no tener temor de ejercer un “amor severo”. “En el largo plazo rinde sus frutos, ya que es la vida de nuestros hijos la que está en juego”.

Comments widget here

Publicidad

Publicidad

En Twitter

Mi Dieta

Sigue a

    Multimedia

    Foto ensayos

    15 hábitos que te roban el sueño

    Comer antes de dormir, no es una idea muy brillante.

     

    10 consejos para que tu hijo haga ejercicio

    Trucos para hacer que tu hijo venza el sedentarismo

     

    12 súper ejercicios de CrossFit

    Mejora la resistencia y la capacidad aeróbica a la vez que aumenta la fuerza y la definición muscular.