10 Tips para no engordar el Día de Acción de Gracias

¿Será inevitable aumentar de peso durante las fiestas? ¡Por supuesto que no! Siguiendo estos tips, podrás disfrutar del Día de Acción de Gracias y sus deliciosos platillos tradicionales sin remordimientos.

Recomiéndanos

Publicidad

1. Desayuna. A veces pensamos que si “guardamos espacio” vamos a poder comer más y, por lo tanto, disfrutar mejor la celebración del Día de Gracias. Sin embargo, llegar con hambre excesiva a un tiempo de comida nos hace perder la selectividad y la capacidad de discernir las cantidades que comemos. Un desayuno liviano, como cereal con leche descremada o un plato de frutas con yogur bajo en grasa, te ayudará a moderar las cantidades que comerás en la cena. 

2. Sustituye. Al momento de preparar las recetas del Día de Gracias, sustituye ingredientes regulares por sus respectivas versiones bajas en grasa. Por ejemplo:
• Utiliza caldo de pollo desgrasado para el gravy.
• Sustituye el azúcar regular por edulcorantes artificiales.
• Usa puré de fruta en lugar de aceite en preparaciones horneadas.
• Prueba usar yogur o crema baja en grasa para preparar dips o puré de papas. 

3. Elige sabiamente. Hay alimentos que puedes disfrutar todo el año, mientras que otros son específicos de esta temporada. Dale prioridad a los platillos especiales y sírvete menos cantidad del resto de alimentos. 

4. Come despacio. Masticar despacio y saborear cada bocado hará que disfrutes más cada platillo, a la vez que distinguirás cuando ya estés saciado. 

5. Cuidado con el alcohol. Las bebidas alcohólicas son altas en calorías por naturaleza. Disfruta una copa de vino y luego cámbiate a una soda de dieta. 

6. Enfócate más en las personas. Muchas veces llegamos al Día de Gracias pensando únicamente en la comida, y es por eso que luego nos lamentamos haber comido de más. Enfócate más en tu familia y amigos, en compartir, platicar y divertirte. La comida puede pasar a un segundo plano. 

7. Sírvete una sola vez. Planifica desde un inicio cuánto vas a comer y sírvete una sola vez. Muchas veces, al caer en la tentación de repetir es que nos pasamos en las calorías que debimos comer.

 8. Haz ejercicio. En estos días de festividades, usualmente dejamos de lado nuestra rutina de ejercicios… ¡y talvez es cuando más la necesitamos! Haz un tiempo para ejercitarte la mayoría de días de la semana. Incluso podrías proponerle a tu familia tomar una caminata luego de comer, antes de tomar el postre de Acción de Gracias. 

9. Mantén tus porciones pequeñas. No es necesario comer grandes cantidades de un platillo para satisfacer tu antojo. Sírvete cantidades moderadas de cada preparación y disfruta al probar de todo un poco. 

10. Empieza por los vegetales.  Una buena idea es comenzar por la ensalada. De esta forma, no llegarás tan hambriento al resto de platillos y tendrás una mayor capacidad de moderarte. Finalmente, es importante plantear metas realistas. Si sientes que las fiestas de fin de año no son una buena época para bajar de peso, proponte la meta de mantener tu peso actual y evitar las libras de más debidas a los excesos. ¡Ya el otro año podrás plantearte nuevos retos! 

Comments widget here