10 formas de ser un mejor padre

Todo lo que necesita un hijo es un padre que lo quiera y que le de herramientas para crecer sanamente. Aunque si uno les pregunta a los niños, lo único que quieren es compartir tiempo con "papá". Para ello, qué mejor que practicar un deporte juntos o compartir alguna actividad.

En fotos

 
Fotoálbum

Son actores, deportistas, padres y ¡siempre están en forma!

Recomiéndanos

Publicidad


En la actualidad, hay alrededor de 66,3 millones de padres en los Estados Unidos. De ese total, 105,000 son “amos de casa”, que se dedican a cuidar de sus hijos mientras sus esposas salen a trabajar.
A su vez, 2 millones de niños pasan más tiempo con sus padres que con una niñera o alguien que los cuide, mientras sus madres están en el trabajo. 

Éstas son algunas de las cifras que demuestran que los tiempos han cambiado. Quedó atrás la época en que las madres eran las únicas que se ocupaban del cuidado de sus hijos y se quedaban todo el día en sus hogares horneando pasteles y limpiando la casa. A medida que la mujer comenzó a insertarse cada vez más en el mercado laboral, las tareas del hogar y la crianza de los niños pasaron a ser temas compartidos entre padres y madres. 

Sin embargo, para algunos hombres, involucrarse en la educación de los niños es un tema que genera mucha incertidumbre. En especial, si vienen de una familia conservadora, ¡en donde el padre jamás cambió un pañal o lavó los platos!

10 maneras de ser un mejor papá

Para que un hijo crezca sano y feliz, es importante que reciba el afecto y la atención tanto de su madre como de su padre. Y aunque no hay un solo modo de ser buen papá, hay consejos que pueden ayudar:
  1. Respeta siempre a la madre. Es una de las mejores cosas que puede hacer un padre por sus hijos. Si estás casado, mantén tu matrimonio fuerte. Si te haz divorciado, recuerda que ella siempre seguirá siendo la madre de tus hijos. Al respetar a la madre, les darás a tus niños seguridad. Si no, estarás obligándolos a que tomen partido, y eso puede traer consecuencias negativas en la vida del niño. 
  2. Pasa más tiempo con tus niños. Es la mejor manera de demostrarles lo importantes que son para ti. Si siempre estás ocupado, ellos se sentirán inevitablemente abandonados. 
  3. Habla con tus hijos. Muchas veces, los niños sólo escuchan la voz de sus padres cuando reciben un reto. Si te acostumbras a conversar con tu hijo desde pequeño, te será más fácil hacerlo cuando sea grande. 
  4. Educa con amor. Todos los chicos necesitan guía y disciplina, dentro de límites razonables. Prémialos cada vez que puedas, para que comprendan las consecuencias de comportarse en forma correcta. 
  5. Sé un modelo para imitar. Los padres son un referente para los niños, aunque ellos no siempre lo adviertan. Si una niña pasa tiempo con un padre afectuoso, al crecer comprenderá que ella merece ser tratada con respeto por los niños. Demuéstrales a tus hijos honestidad, humildad y responsabilidad, para que ellos asimilen estos valores. 
  6. Sé un maestro. Enséñales a tus hijos lo que está bien y lo que está mal y aliéntalos a que hagan lo mejor que pueden. Esto les dará seguridad para tomar sus propias decisiones. 
  7. Come con tu familia. Compartir el desayuno, el almuerzo o la cena con tu familia es clave para la unión de la familia, ya que es el momento donde podrás dialogar con tus hijos y saber cómo están. 
  8. Léeles a los chicos. Incúlcales desde pequeños el amor por la lectura. En especial, cuando la televisión domina la mayoría de los hogares. 
  9. Muéstrales tu afecto. Los niños necesitan sentirse queridos, aceptados y amados por su familia. Demostrarles cariño todos los días es la mejor forma de hacerles saber cuánto los quieres. 
  10. El trabajo del padre nunca está concluido, acéptalo. Incluso cuando los chicos han crecido y están listos para irse a vivir solos, siempre buscarán a los padres para pedirles consejo y sabiduría. Un problema con el estudio, un nuevo trabajo o su boda, los padres siempre juegan un rol esencial en la vida de los hijos.  

En definitiva lo que tu hijo necesita no es un padre perfecto, sino simplemente un padre. Que lo escuche, que lo cuide, que le enseñe hábitos saludables, que lo quiera. 

Fuente: “10 ways to be a better dad”, National Fatherhood Initiative

Comments widget here

Publicidad

Publicidad

En Twitter

Mi Dieta

Sigue a

    Multimedia

    Foto ensayos

    Bajó cinco talles con hipnosis

    Creyó que le habíán puesto una banda gástrica

     

    Las películas de terror queman calorías. ¡Grita y adelgaza!

    Conoce las 10 películas que queman las mismas calorías que una caminata

     

    Bajar de a dos ¿es más fácil?

    Dos hermanas se aliaron para bajar de peso juntas