El alcoholismo difiere según la clase social

Ciertos grupos de los vecindarios pobres de Estados Unidos son más propensos a desarrollar problemas con el alcohol. El motivo principal sería el estrés de sus condiciones de vida.

En fotos

 
Fotoálbum

Es la bebida más elegida para empezar el día pero cuáles tomar y cuáles evitar para no arruinar la dieta

Recomiéndanos

Publicidad

Según un estudio reciente, los habitantes de vecindarios de bajos ingresos de los Estados Unidos son menos propensos a beber alcohol, en comparación con los de vecindarios ricos. Sin embargo, hay algunos integrantes del primer grupo, que sí tienen mas riesgo de problemas con la bebida que los más adinerados.

Los hombres negros e hispanos en vecindarios de bajos ingresos son más propensos a beber alcohol que los que viven en vecindarios de altos ingresos. Y los hombres negros de los vecindarios con menos recursos son más propensos a ser bebedores empedernidos, hallaron los investigadores.

La encuesta de casi 14,000 adultos también halló que cuando los hombres negros y las mujeres blancas de vecindarios pobres beben, es más probable que sufran de consecuencias relacionadas con el alcohol, como pleitos físicos, líos con la policía y problemas en el trabajo, en comparación con los hombres negros y las mujeres blancas de vecindarios más ricos.

El estudio aparece en la edición de noviembre de la revista Journal de Estudios sobre el Alcohol y las Drogas. Al respecto, Katherine Karriker-Jaffe, del Grupo de Investigación en Alcohol del Instituto de Salud Pública en Emeryville, California, explica: “Hay muchos aspectos del ambiente que pueden afectar la conducta de ingesta de alcohol y lo que sucede cuando se elige beber."

Por ejemplo, aunque en los vecindarios pobres quizás haya muchos bares y otros lugares donde comprar alcohol, el consumo de las personas podría verse restringido al tener menos ingresos disponibles para comprar el alcohol o por las creencias culturales que disuaden de la bebida, anotó.

Los hallazgos del estudio apuntan a una relación bastante compleja entre vivir en un vecindario pobre y el consumo de alcohol, pero no está claro por qué existen diferencias raciales y sexuales, señaló Karriker-Jaffe.

La tasa más elevada de consumo empedernido de alcohol entre los hombres negros de los vecindarios pobres podría relacionarse con las muchas fuentes de estrés que hay en sus vidas, sugirió.

El Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo de EU advierte que el abuso de alcohol puede dañar los órganos, debilitar el sistema inmune y promover el desarrollo de cáncer.

Cada persona puede resultar afectada por el alcohol de un modo distinto. Los genes, el medio ambiente y la dieta pueden jugar un rol fundamental en el desarrollo, o no, de alguna enfermedad relacionada con el consumo de alcohol. Si bien algunos se pueden beneficiar con el consumo de alcohol en pequeñas cantidades, es necesario estar sano para decidir el rol que éste va a tener en la vida.

Por eso se sugiere evitar completamente el consumo de alcohol si se va a conducir un vehículo u operar alguna máquina, si se es una mujer embarazada o que esté buscando quedar embarazada, si se está tomando medicación que pueda interactuar con el alcohol o si se tiene una condición médica que pueda agravarse con su consumo.

Comments widget here