Joven se disloca la mandíbula comiendo una hamburguesa

Al intentar morder una hamburguesa demasiado alta, sintió un dolor y comprobó que se le había salido la mandíbula de lugar.

Recomiéndanos

Publicidad

En los dibujos animados es común ver que a un personaje muy sorprendido “se le cae la mandíbula”. A Nicola Peate, una joven inglesa de 25 años, le pasó, pero en lugar de sorprendida quedó dolorida cuando intentó morder una hamburguesa de tres pisos.

El incidente ocurrió en el restaurante inglés “Almost Famous”, en Liverpool. La “víctima" relata que quiso comer la “Kids in America” con cubiertos, pero como no pudo intentó morderla, pero tampoco pudo abrir mucho su boca. De pronto sintió “un calambre en la lengua, dolor de oídos y de cabeza. A la mañana siguiente me sentí muy enferma”, relata la joven. “Uno nunca espera que esto ocurra al comer una hamburguesa”, reflexiona.

La hamburguesa tiene tres medallones de carne, panceta caramelizada, queso cheddar, jalapeño, pretzels, chipotle (chile ahumado) y ketchup. El restaurante se ha tomado el incidente un poco en broma, ya que ha twiteado que la "Kids in America", además de esos ingredientes tiene … un mandíbula dislocada. 

La joven la consumió durante una cena de trabajo y luego del incidente regresó a su casa. Pero a la mañana siguiente el dolor persistía y se dirigió a la sala de emergencias del hospital de la Royal Liverpool University. Una radiografía permitió determinar que se le había dislocado la mandíbula, que el médico reubicó en su lugar utilizando los pulgares. “Fue como si me hubieran sacado un tapón de la cabeza”, relata Nicola.

Peate sufre lo que se llama síndrome Ehlers-Danlos (EDS, su sigla en inglés). La Biblioteca Nacional de Medicina explica que esta enfermedad reúne trastornos que debilitan el tejido conectivo que soportan la piel, los huesos, los vasos sanguíneos y otros órganos. En el caso de Nicola, sus articulaciones son muy flexibles e inestables y proclives a dislocarse fácilmente.

Una dislocación es “una separación de dos huesos en el lugar donde se encuentran en la articulación. En ocasiones puede ser difícil diferenciar entre un hueso dislocado y uno fracturado o quebrado, pero ambas son situaciones de emergencia y se necesita el mismo tratamiento de primeros auxilios”, describe la Biblioteca. 

La mayoría de las dislocaciones se pueden tratar en un consultorio médico o en una sala de urgencias y la mayoría no ocasionarán una lesión permanente. Pero una vez que una articulación se haya dislocado, tendrá mayor probabilidad de que esto suceda de nuevo.

Para congraciarse y de algún modo, disculparse con la damnificada, el restaurante la ha invitado a comer y le obsequió un kit de emergencia con cubiertos y analgésicos.

Para no pasar por un momento molesto como Nicola, quienes se enfrenten con una hamburguesa extra grande o demasiado alta, lo recomendable es que la corten para comer bocados más pequeños.

Comments widget here