Las personas más delgadas son las que leen las etiquetas

Un estudio determinó que las personas que controlan las etiquetas de los productos en el supermercado registran un peso bastante menor que quienes no lo hacen. Y entre ellas, las mujeres blancas urbanas son las más propensas a revisar el contenido nutricional.

En fotos

 
Fotoálbum

Los nutricionistas recomiendan comer a menudo, y por eso estos snacks de menos de 200 calorías son los mejores para la dieta

Recomiéndanos

Publicidad

Un estudio reciente publicado en la revista Agricultural Economic reveló que quienes leen las etiquetas de los alimentos en el supermercado son más delgados. Entre los “lectores” había más cantidad de mujeres, y ellas registraban casi cuatro kilos (nueve libras) menos que las que no verificaban el contenido nutricional de los productos. 

El equipo internacional de científicos analizó a más de 25,000 observaciones sobre la salud, la alimentación y los hábitos de compra de la Encuesta nacional de entrevista de salud de Estados Unidos. Entre los datos recolectados se hallaban respuestas sobre la lectura de la información nutricional en los supermercados, si las personas lo hacían, y con qué frecuencia.

"Primero, analizamos quiénes leían la etiqueta nutricional al comprar comida, y luego pasamos a la relación con su peso", explicó en un comunicado de prensa de la Universidad de Santiago de Compostela la autora líder del estudio María Loureiro, de esa universidad, en España.

Las etiquetas nutricionales informan a los consumidores cuántas calorías contiene una porción de la comida, además de los niveles de sodio, grasas, azúcares, proteína, fibra dietaria y vitaminas y minerales claves. El estudio halló grandes diferencias entre las personas que leían las etiquetas alimentarias y las que no. Anotaron que los fumadores prestaban poca atención a la información nutricional de la comida.

"Su estilo de vida conlleva unos hábitos menos saludables, y como consecuencia, quizás no estén tan preocupados sobre el contenido nutricional de la comida que comen, según nuestros resultados", sugirieron los investigadores.

Las personas que vivían en ciudades tenían el mayor cuidado al leer las etiquetas alimentarias. Las personas con un nivel educativo de secundaria y universitario también prestaban más atención a las etiquetas nutricionales. El 58 por ciento de los hombres invertían tiempo en leer las etiquetas, frente a 74 por ciento de las mujeres. Las mujeres blancas que vivían en ciudades leían las etiquetas nutricionales con la mayor frecuencia, halló el estudio.

"En general, el impacto asociado es mayor entre las mujeres que entre los hombres. En promedio, las mujeres que leían la información nutricional tenían un índice de masa corporal 1.48 puntos más bajo, mientras que esa diferencia fue de apenas 0.12 puntos entre los hombres", señaló Loureiro. "Sabemos que esta información se puede usar como mecanismo para prevenir la obesidad". 

"Hemos visto que los que leen las etiquetas alimentarias son los que viven en áreas urbanas y cuentan con un mayor nivel educativo", añadió. "Por tanto, se deben diseñar campañas y políticas públicas para fomentar el uso de las etiquetas nutricionales en los menús de los restaurantes y otros establecimientos públicos para beneficio de las personas que comen fuera usualmente".

Comments widget here

Publicidad

Publicidad

En Twitter

Mi Dieta

Sigue a

    Multimedia

    Foto ensayos

    Soluciones naturales para bajar de peso

    Algunos alimentos ayudan al metabolismo a reducir el tejido graso.

     

    Las 10 comidas que no deben de faltar en tu día

    ¿Sabías que el café aparte de mantenerte despierto también ayudaría a perder peso?

     

    Los 8 “desechos” más nutritivos de los alimentos

    La corteza de la sandía y la cáscara de la naranja nutren más de lo que imaginas.