El 40% de los niños come comida rápida todos los días

Una investigación reciente vincula ese dato con la creciente epidemia de obesidad infantil. Según los expertos, al ir a un restaurante los niños ingieren un 13% más de azúcar y un 25% más de grasas. Pero además, se ven tentados a consumir porciones extra grandes.

Toma nota

  • Al ir a un restaurante, los niños ingieren 126 calorías extra
  • En el caso de los adolescentes, supera las 300 calorías
  • A pesar de la epidemia de la obesidad, las cadenas de comida rápida siguen promocionando los menúes “extra grandes”

En fotos

 
Fotoálbum

Los descubrimientos científicos más novedosos para adelgazar

Recomiéndanos

Publicidad


Es prácticamente una cuestión de lógica, pero los niños que comen más seguido afuera, ya sea en lugares de comida rápida o en restaurantes con menú “a la carta”, tienen más riesgo de consumir más calorías, azúcar, grasas y sal, aseguran en un reporte los investigadores de la Universidad de Illinois en Chicago. 

El estudio además demuestra que los niños están saliendo a comer afuera más seguido, en especial a restaurantes de comida rápida, que colabora con el aumento de la epidemia de la obesidad en los niños y adolescentes. 

“Cada día, alrededor del 40 por ciento de los niños comen en ese tipo de restaurantes”, declaró la líder de la investigación, Lisa Powell, Directora del Centro para Políticas de Salud del Instituto para la Investigación de Salud y Planes de acción. “Necesitamos planes de acción que promuevan las elecciones más saludables, más que una que promueva las elecciones no saludables”, agregó. 

El reporte fue publicado el 5 de Noviembre en la edición electrónica de Archivos de Pediatría y Medicina Adolescente. 

Para el estudio, se recolectaron datos de más de cuatro mil niños, entre dos a 11 años y cerca de 4,700 adolescentes de 12 a 19 años, de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición que se realizó entre 2003 y 2008. 

Los investigadores observaron en especial el consumo total de calorías de las bebidas azucaradas como las gaseosas. 

Cuando un niño come en un restaurant de comida rápida, su ingesta calórica diaria aumenta 126 calorías en los niños y en los adolescentes, 309 calorías. 

Además, al comer afuera se consume un 13 por ciento más de azúcar, 22 por ciento más de grasas , 25 por ciento más de grasas saturadas y 17 por ciento más de sal que lo recomendado, comentaron Powell y Nguyen, otro de los expertos que participó del estudio. 

Gran parte de estas calorías extra provienen de las gaseosas, que cuando los niños comen afuera casi siempre toman. 
Este problema se observó más aún en las familias pobres. “Comer en un restaurant de comida rápida es una forma de comer un montón de comida sin gastar mucho dinero”, señaló Powell.

“Incluso cuando la queja general sobre las porciones que son demasiado grandes, my altas en sodio, grasas y azúcar, los restaurantes y las cadenas de comida rápida continuan aumentando el tamaño de sus porciones”, dijo Samantha Heller, coordinadora de Nutrición Clínica en el Centro para el Cuidado del Cáncer en el Hospital Griffin, en Derby. 

Por ejemplo, dijo, Wendy´s recientemente lanzó el “Triple Baconator”, que tiene alrededor de 1,300 calorías y Subway lanzó varios especiales “Footlong” que tienen más de 1,200 calorías cada uno. 

“Además, las empresas alimenticias incentivan a comprar los productos de tamaño extra grande comparándolos con las porciones pequeñas”, agregó Heller.

Según los expertos, para evitar que los niños sigan aumentando de peso, se debe elegir un restaurant que ofrezca opciones saludables o sino, directamente preparar una comida sana y comer en casa.

Comments widget here