Organiza un picnic light

Nada mejor que disfrutar al aire libre con familia o amigos. Aunque por lo general "picnic" es sinónimo de calorías, te contamos cómo armar el menú, con entrada, plato principal y postre, con pocas calorías.

En fotos

 
Fotoálbum

Prepara estos platos deliciosos sin salirte de la dieta.

Recomiéndanos

Publicidad

En el parque o junto a la orilla, con amigos o la familia ¿quién se puede negar a disfrutar de un memorable día de picnic? En especial cuando se pueden preparar platillos que no hagan tambalear la dieta.

Más ideas, menos calorías
El éxito de un picnic no depende exclusivamente de la comida sino también de que elijamos un bonito lugar y transportemos todo en forma adecuada. Lo ideal es buscar un sitio que tenga algo de sombra, para no exponer la comida al sol. 

La Asociación Dietética Americana (ADA) recomienda “la regla de la hora para comer al aire libre”, que consiste en que los días calurosos, con una temperatura de 90º F o superior, los alimentos perecederos no deben permanecer más de una hora sin refrigeración, para mantener la comida alejada de las bacterias. 

También, esta entidad sugiere separar los alimentos crudos de los “listos para comer”, a fin de prevenir que se contaminen. En cuanto a las neveras portátiles o enfriadores, es fundamental poner suficiente hielo para mantener los alimentos a una temperatura inferior a 40º F.
Luego de estas recomendaciones, es el turno de pensar en el menú para el picnic. Si sigues estos consejos, preparados según las recomendaciones de la ADA, podrás disfrutar de un almuerzo o merienda al aire libre, sin calorías: 

  • Para empezar, prepara unos dips “light”, cortando verduras en cuadraditos o bastones y preparando alguna salsa reducida en grasas. Puedes cortar bastones de zanahorias, rodajas de pepinos, trozos de pimiento picante y coliflor. Para la salsa, mezcla queso blanco descremado con aceitunas, soja o con unas gotas de algún aderezo picante. 
  • También, puedes llevar frutas frescas en trocitos para untar con yogur descremado o queso blanco con edulcorante o unas gotas de vainilla. 
  • De plato principal, prepara patas de pollo o pollo trozado a la parrilla y  champiñones. 
  • Para acompañamiento, puedes optar por alguna preparación de granos enteros, como el cuscús (que se prepara con sémola de trigo) o hummus. 
  • También, puedes llevar sándwiches de pan integral o salvado, de pollo, pavita o atún y vegetales. Puedes hacer algunos con queso descremado y albahaca, otros con pepinillos y zanahoria, o con tomate y lechuga. 
  • Para la bebida, elige refrescos dietéticos o prepara una jarra de limonada, agregando trozos de limón al agua. 
  • De postre, lleva una Torta “Comida de Ángel” (en inglés, angel food cake). Cada porción de la versión comercial (28 gramos) tiene 72 calorías y 0,2 g de grasas. Si prefieres la versión Betty Crocker o Sarah Lee, la porción tiene 140 calorías.

Ahora que ya tienes el menú, sólo te queda buscar un bonito mantel y preparar la canasta. ¡Que lo disfrutes!

Comments widget here