La madre que bajó de peso por su hija vende sus secretos por Internet

Hayley Peck, de 24 años, se anotó en el gimnasio a las seis semanas de dar a luz y así consiguió pasar del talle 24 al 8. Además de contar la buena nueva a los cuatro vientos, se dio cuenta que al perder peso, se puede ganar dinero compartiendo su experiencia.

En fotos

 
Fotoálbum

Una mujer de 350 libras (158 kilos) perdió la mitad de su peso luego de pasar un mal momento en un parque de diversiones. Como no se podía ajustar la barra de seguridad por encima de su abdomen, le pidieron que abandonara el juego.

Recomiéndanos

Publicidad

Una madre, a la que en la escuela la apodaron como “hipopótamo”, tomó la decisión de bajar de peso, para que su hija no tenga una madre “gorda”. 

Esa es la noticia que algunos medios están reproduciendo, con la típica ternura que generan los actos de amor entre madre-hija.

Hasta ahí, puro amor. Si no fuera que la misma noticia se publicó en el 2008. 

Y no es que la madre haya vuelto a aumentar de peso y de nuevo adelgazar porque tuvo un segundo hijo. 

Hayley Peck, que ahora tiene 24 años, perdió 76 kilos (167 libras) y vaya si es motivo para gritar la buena nueva a los cuatro vientos. 

Lo curioso es que lo siga haciendo, aún cuando su hija Sienna Rose ya ha cumplido cuatro años. 

¿Será porque ahora la mujer de Manchester se gana la vida ofreciendo planes para bajar de peso? Así es. 

Así como perdió tanto peso, Peck ahora quiere ganar…dinero a través de su propia página de Internet “SlimInspirational”, en la que comparte sus fotos, su experiencia y sus secretos para perder peso. 

Claro que para conocer estos secretos, habrá que pagar “nada más” que 24,95 libras (40 dólares). 

Por ese monto se accede a un plan de 28 días que incluye un menú para el desayuno, almuerzo, té y cena, además de tips sobre actividad física. 

Además, como si fuera poco, dos sesiones en línea con…Hayley para discutir sobre el progreso del plan. 

“Esto cuesta menos de una taza de café por día y es un excelente valor de alguien que ha perdido la mitad de su peso corporal”, asegura el texto del sitio de Internet.

Un peso pesado

Hayley Peck asegura haber comido afuera cada noche durante todo el embarazo. Pero su historia como obesa se remonta a la escuela, donde le decían “hipopótamo”. Cuando nació su hija, ella pesaba 133 kilos (293 libras) y su talle era el 24. 

Fue ahí cuando decidió que no quería que su hija tuviera una madre gorda. Y a fuerza de dieta y ejercicios perdió 16 talles. 

El cambio comenzó seis semanas después del parto, cuando se anotó en el gimnasio. “Ese fue el momento decisivo de mi vida, estaba lista para cambiar y mi actitud ayudó a mi deseo de ser una madre activa y a no tener miedo de ser señalada o de sentir que la gente susurraba al verme”.

Ahora, pesa 61 kilos. Su esposo, también bajó de peso y perdió 88 kilos. Esto es lo que el matrimonio perdió, lo que no sabemos es cuánto habrán ganado con esta pérdida. 

Comments widget here

Publicidad

Publicidad

En Twitter

Mi Dieta

Sigue a

    Multimedia

    Foto ensayos

    Lumbalgia: combátela con remedios naturales

    Para el tratamiento de dolor de espalda causado por tensiones o mala postura, existen una serie de alternativas naturales no invasivas y sin efectos secundarios.

     

    Accidentes al volante

    Cada año mueren 1.2 millones de personas en el mundo por esta causa

     

    Enfermedades que transmiten los insectos

    Qué enfermedades transmiten esas criaturas diminutas, cuáles representan un mayor peligro y cómo puedes protegerte.